Últimos Post

CONGO.FM

Radio Argentina que promete una programación con productos jovenes, modernos y con la capacidad de leer el presente y anticiparse al futuro del mundo cambiante en el que vivimos.

CONTACTO

Produce:

Cinefilia Ninja T01E12: Fernando Martín Peña (Parte 1)

El invitado del decimosegundo episodio es Fernando Martin Peña y con él hablamos de todo esto:
De una muy traumática función de Dumbo a los cuatro años, de un proyector de juguete de 16mm y un Winco que le cambiaron la percepción y le hicieron entender el sonido y la persistencia retiniana, de empezar al cine solo a los 9 o 10 años, del cine Lido, de las casa de alquiler de Super-8, de ver resúmenes de 20 minutos en ese formato, de la cineteca de cine clásico que era la televisión de los años sesenta, de descubrir que los actores de las novelas también estaban en las películas, de los westerns de Anthony Mann (), de las películas de monstruos de goma japoneses, de Alfred Hitchcock, del estreno en televisión de Lo que el viento se llevó, de series de los años sesenta y setenta, de Guy Williams, de la colección Screen World, de Los tres chiflados, de empezar a coleccionar películas a los 8 o 9 años, de ver publicidades en 16mm en casa, de buscar películas usadas en la calle Lavalle y la feria de San Telmo, de cortos de Charles Chaplin, de cortos de Harrold Lloyd, de la Historia del cine de Roman Gubern, de comprarse un Betamax de Los cazadores del arca perdida con su primer sueldo, del comienzo del VHS, de El acorazado Potemkin de Serguéi Eisenstein, su primer largometraje comprado en 8mm, de descubrir que esa película estaba prohibida en el momento que la compró, de la versión en super 8 con Cría cuervos de Carlos Saura completa, de las primeras tetas y culo que vio en su vida, del cine Cabildo, de la versión de Metrópolis de Murnau con música de Giorgio Moroder, del cine Mignon, del Atlas Belgrano, del Belgrano 1,2 y 3, de esperar hasta los 14 para ir a ver películas prohibidas para 14 años, del video y el cable como una posibilidad de multiplicar la cantidad de cosas que se podían ver, del videoclub de la Galería del este, de pasar a formar parte del primer cineclub aún en el secundario, de conocer a Salvador Sammaritano por esas fechas, de conocer a Homero Alsina Thevenet en una Feria del libro, de su primer trabajo en cine en el ciclo de revisión del Cine Club Núcleo, de cómo Alsina Thevenet le enseñó a escribir, del mundo de los coleccionistas en aquel momento, de conocer a Fabio Manes en el CERC, del trío Curubeto Manes Peña, de la aparición de Octavio Fabiano y su Club de cine, del amor por el cine olvidado que existe en el coleccionismo, de Cenizas y diamantes de Andrzej Wajda, de Crónica de un niño solo de Leonardo Favio, de Las amigas de Pedro Lazaga, de Sombrero de copa de Mark Sandrich, de El demonio nos gobierna de Ingmar Bergman, de coleccionar para poder acercar las películas a la gente, de cómo se va perdiendo obra a medida que van cambiando los formatos, de My name is Julia Ross de Joseph H. Lewis, de la Nouvelle vague, de “La noche de los socios” en el Club de cine, de la mítica proyección de La niña del cabello blanco de Bin Wang, de programar películas del Club del Clan, de una función de resúmenes en Super-8 3D con anteojos fabricados para la ocasión, de las Maratones de trasnoche en el Atlas Recoleta y varias cosas más que seguiremos hablando la semana que viene.
Fernando Martín Peña es entre otras cosas crítico, docente, investigador, coleccionista y divulgador de cine.
Fundó la revista Film, la Filmoteca Buenos Aires, produjo televisión y rescató más de 300 pleículas argentinas que corrían riesgo de perderse y fue uno de los redactores de la ley para implementar una cinemateca nacional, aprobada pero nunca puesta en práctica, dirigió el Bafici y el Festival de Mar del Plata
En 1997 armó una copia de Los Traidores de Raymundo Gleyzer a partir de fragmentos enterrados en distintas casas. En 2008 encontró una copia de Metrópolis de Fritz Lang con 26 minutos más que la original. En 2009 encontró varios cortos breves del caricaturista Quirino Cristiani, obra que se consideraba totalmente perdida. En 2013 descubrió una versión del corto El herrero, de Buster Keaton, con escenas que no aparecen en la versión original de 1922 y una copia de mayor duración de Los inundados (1962), de Fernando Birri.
Actualmente conduce el ciclo Filmoteca en las trasnoches de la TV Publica, programa Filmoteca en vivo en salas itinerantes y el Bazofi, el reverso oscuro y delirante de un festival de nombre parecido.

 

No permitido. Para registrarte debés ser parte del Club Sexy Pipol.